7.500 vehículos pesados transitan al día por la autopista y la carretera de Llano del Moro

La actualización del Plan de Emergencia Municipal de La Laguna (Pemu) incluye entre los principales riesgos del municipio el transporte de mercancías peligrosas por autopista y carretera. Según los datos del área de Movilidad, más de 7.500 vehículos pesados transitan por el municipio cada día. El estudio que presentó ayer el alcalde, Fernando Clavijo, junto al concejal de Seguridad, José Alberto Díaz, fija también entre las mayores amenazas los incendios urbanos e industriales, las olas de calor, las tormentas y las inundaciones.

El paso de sustancias de alto riesgo por las carreteras de La Laguna está relacionado con el transporte de combustibles, la agricultura, la ganadería y la actividad portuaria de Santa Cruz. Los puntos de mayor congestión de tráfico pesado son la TF-5 desde la capital hasta la autopista de enlace TF-2 y el último tramo de esta vía con la autopista del Sur. Sobre ambas circulan más de 5.000 vehículos pesados al día. En tanto, en el TF-285 a su paso por LLano del Moro se registran más de 2.500 desplazamientos diarios.

El Pemu, vigente desde 2003, ha sido revisado por los técnicos de la Concejalía de Seguridad y Protección Civil para mejorar el análisis de los riesgos de La Laguna teniendo en cuenta nuevas edificaciones e infraestructuras, como las dos líneas del tranvía (inauguradas en 2007 y 2009), la peatonalización de las calles del centro histórico y la aparición de tormentas tropicales como el Delta, de 2005, o las lluvias torrenciales de febrero de 2010.

Teniendo en cuenta estas nuevas condiciones, Seguridad ha desarrollado un protocolo que define los pasos a seguir en caso de alerta. “Este documento nos permitirá actuar de forma coordinada con los servicios de emergencia si, por ejemplo, hubiera una contaminación en el agua proveniente del Canal del Norte. En ese supuesto se especifica dónde hay que cortar el agua para que la contaminación no llegue a los depósitos de abastecimiento”, explicó Clavijo.

El plan, que será llevado al pleno del próximo mes para su aprobación inicial, incluye planes de evacuación y de autoprotección de todos los edificios públicos del municipio en los que se establece los medios a activar dependiendo de la gravedad de la alerta, definida en una escala de tres colores. El verde corresponde a la fase de activación preventiva del Pemu, cuando se den condiciones propicias para que se desencadene un fenómeno peligroso. El nivel naranja se identifica con las labores de rehabilitación de los servicios esenciales ante una situación de peligro y el rojo con catástrofes que desborden los medios desplegados y hagan necesaria una ayuda externa. La activación de este semáforo es competencia del Gobierno de Canarias.

Dentro del Pemu también se incluyen los planes de la Universidad de La Laguna, el aeropuerto de Los Rodeos y los edificios catalogados del casco histórico. En su actualización han colaborado las diferentes entidades implicadas en el mismo, lo que permite un mejor análisis de los riesgos. Toda esta información ha sido informatizada y su contenido podrá ser consultado por los vecinos a través de la web municipal una vez que sea aprobado por el pleno.

El alcalde indicó que “como cualquier plan territorial, el Pemu exige revisiones y actualizaciones periódicas”. Destacó también que el documento está amparado por la normativa europea, estatal y autonómica, y que se encuentra en su fase final para su aprobación definitiva.

Por su parte, tanto el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, José Alberto Díaz, como el director técnico del Pemu, Alejandro Cordero, insistieron en la importancia de dar a conocer el contenido del documento entre la población, para lo que explicaron “se programarán diferentes reuniones con colectivos vecinales”.

El Plan Territorial de Emergencias de Protección Civil de la Comunidad Autónoma de Canarias (Plateca) obliga a redactar este tipo de planes municipales. Además, el documento de La Laguna se integra en el de emergencia insular y en los planes especiales de incendios forestales, fenómenos adversos y riesgo volcánico.

www.laopinion.es

Pin It on Pinterest