El concesionario Opel de la capital así como varias naves industriales han sido desalojados / El tráfico ha sido reestablecido a las 16:00 horas.

El vuelco de un camión de la compañía Repsol y el derrame del combustible que transportaba -un total de 33.000 litros, de ellos 26.000 de gasoil y 7.000 de gasolina- ha obligado a primera hora de este lunes a cortar la N-630 en El Portillo y su enlace con la N-601, en dirección a Valladolid. El suceso ha tenido lugar a las 09:55 horas de la mañana de este lunes cuando el conductor del vehículo, al parecer, perdió el control a la salida de la rotonda del Alto del Portillo, en el municipio de Valdelafuente.

Tras el vuelco, la gasolina y el gasóleo que cargaba el camión ha comenzado a desprenderse a borbotones. Tras el accidente la Delegación Territorial de la Junta en León ha activado el Plan Especial MPCyL (Plan Especial de Protección Civil ante Emergencias por Accidentes en el Transporte de Mercancías Peligrosas por Carretera y Ferrocarril en Castilla y León) hasta que el vertido se encuentre totalmente controlado. La finalización de las labores de limpieza del combustible derramado, que han acometido los Bomberos y personal de la empresa, está previsto para media tarde de esta jornada aunque el tráfico rodado se ha reestablecido a las 16:00 horas.

Tanto acudir hasta el lugar del accidente, Guardia Civil, Bomberos y el personal técnico de Repsol decretaron el “riesgo alto” de incendio, por lo que se procedió al acordonamiento la zona en un radio de 500 metros alrededor del camión accidentado. La medida también ha obligado a desalojar a los trabajadores de una docena de naves comerciales e instalaciones del polígono industrial de Valdelafuente.

El conductor del camión ha resultado herido leve, mientras que otro vehículo cisterna de Repsol de similares características se ha acercado hasta el lugar para tratar de realizar un trasvase de la carga, aunque la mayoría de la gasolina que transportaba ha quedado vertida sobre la calzada.

Imagen de dos bomberos junto al camión volcado. (Foto: Peio García)
Imagen de dos bomberos junto al camión volcado. (Foto: Peio García)

Cortes de tráfico

La Policía Local de León, por su parte, ha cortado el tráfico en la rotonda en construcción del Carrefour para impedir el acceso al Portillo desde ese punto. Varias dotaciones policiales, además, impedían la entrada hacia la N-630 desde la LE-30. En sentido contrario, desde Puente Villarente hacia León, en la N-601, la Guardia Civil ha desviado la circulación a través de la vía de servicio.

Como consecuencia de esos cortes, se han producido graves problemas de tráfico y retenciones, mientras que, ante el riesgo de incendio, los Bomberos de León han rociado el camión con espuma aislante para evitar males mayores. Asimismo, una grúa de gran tonelaje se ha acercado a la zona para incorporar al camión sobre la calzada para poder retirarlo y reestablecer el tráfico.

Los bomberos trabajando en la limpieza del camión volcado. (Foto: Peio García)Un operario habla por teléfono ante el camión siniestrado. (Foto: Peio García)

El camión volcó a la altura del polígono de Valdelafuente. (Foto: Peio García)

El camión, volcado sobre la calzada tras el accidente.


leonoticias.com

Pin It on Pinterest