Está integrada por un grupo de vecinos del municipio y su objetivo es que se elimine la terminal de Tanos

Un grupo de vecinos de Torrelavega ha creado una plataforma ciudadana contra el depósito de mercancías peligrosas en la estación ferroviaria de Tanos. El colectivo tiene como objetivos principales la eliminación de la terminal de mercancías peligrosas y la recuperación de todos los servicios de la estación de Adif. Para conseguirlos llevará a cabo una campaña informativa, recabará el apoyo de más vecinos y realizará diversas acciones reivindicativas.

La plataforma ciudadana recuerda que, desde hace más de una década, diversos colectivos (vecinales, ecologistas, políticos, etc.) se han venido manifestado para «erradicar de esta zona el peligro, materializado en los escapes acontecidos en los últimos años, consecuencia del depósito y trasiego de mercancías peligrosas como el estireno y el butadieno, en la terminal de mercancías de Adif, suponiendo un grave riesgo para todos los ciudadanos de Torrelavega, sobre todo para los de Tanos».
Promesas incumplidas 

«En este mismo sentido -añade- se han venido manifestando todos los partidos políticos. Hay que aclarar, sin embargo, que estas manifestaciones se han producido cuando estaban en la oposición, porque cuando han gobernado, tanto en el Ayuntamiento como el Gobierno autonómico, no han movido un solo dedo, un solo papel, para hacer aquello a lo que se comprometieron incluso en sus programas electorales».
Para el colectivo, el hecho de que esta actividad se esté llevando a cabo sin ninguna licencia es responsabilidad del Ayuntamiento, que «ha debido exigir a Adif y a todos los organismos implicados, la petición de esa licencia, del mismo modo que se le pide a cualquier persona que pretenda llevar a cabo una actividad empresarial por mínima que ésta sea».
En agosto de 2010, la Corporación de Torrelavega aprobó, por unanimidad, instar al gobierno municipal a solicitar la licencia de actividad a Adif, Renfe y todos los organismos implicados. Sin embargo, dos años después «no hay ninguna noticia de gestión de aquella moción, ni mucho menos petición alguna de licencia».
Mientras tanto, la estación de Adif «sigue siendo el depósito de las cisternas de estas mercancías, sin que nada haga prever que se está trabajando desde las instituciones para acabar con este problema». A menudo, responsables políticos de uno u otro signo han manifestado públicamente que «las cisternas están vacías, como si ello evitara el riesgo». «Sin embargo -explica la plataforma-, aunque esto fuera así, cosa que ninguno de los vecinos podemos asegurar, el peligro de explosión no desaparece por estas circunstancias».

eldiariomontanes.es

Pin It on Pinterest