Los Bomberos escoltan al vehículo hasta su reparación ante el riesgo por contener gasolina en su interior

La barriada de Pelayo fue la protagonista ayer de un pequeño susto. Una de las ruedas de un camión cisterna, que transportaba gasolina en su interior, salió ardiendo a la altura de esta zona de Algeciras, en concreto en el kilómetro 97 de la N-340, lo que motivó que se parara y fuera atendido dentro de Pelayo por los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz del parque de Algeciras.

Aunque a priori la actuación, a simple vista, no debería haber sido complicada al tratarse de una rueda de un vehículo, el producto que transportaba, en este caso gasolina y su carácter explosivo e inflamable, motivaron a desplegar las máximas prevenciones y actuaciones en relación a evitar cualquier accidente por motivos colaterales. En este sentido la actuación de Bomberos, que empezó a las 7:12 horas, por la mañana, finalizó sobre las doce del mediodía, puesto que los trabajos de los efectivos consistieron, en la mayoría de la actuación, en escoltar al camión cisterna hasta que tuvo la rueda reparada y en perfecto estado para continuar sin generar ningún tipo de peligro durante su conducción.

Durante la intervención fueron utilizados 2.000 litros de agua, según se informó desde Bomberos y fueron hasta el lugar un total de cinco efectivos, de modo que se subsanó el problema sin mayor riesgo con la rápida actuación. Por otro lado, durante la madrugada también se procedió a extinguir un fuego en un tendido eléctrico en Virgen del Carmen.

Europasur.es

Pin It on Pinterest